Regeneración 

Vuelven el “no me consta”, el “no sé”, el “lo desconozco”. Lo que de verdad no saben es que en España ya todo el mundo conoce su corrupción.

Esto es lo que ha dicho el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en su cuenta de Twitter acerca de la declaración judicial de Javier Arenas, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato. Todos ellos del Partido Popular.

Ilustración de Miki y Duarte para el grupo Joly.

El mismo día en que escribía esto, Carlos Sánchez Mato y Celia Meyer, concejales ambos de Ahora Madrid, eran citados a declarar en condición de investigados por supuestos delitos de malversación de fondos públicos. Las reacciones, las esperadas, nada nuevo bajo el sol.

Iñigo Errejón

Por ser valientes e implacables contra la corrupción y por demostrar que gestionamos mejor. Eso es lo que más les duele

Cristina Cifuentes

Espero que a lo largo de la mañana ya sea haya producido la dimisión en aplicación del código ético que tiene Podemos, ha dicho Cifuentes, quien ha señalado el punto 1.4 del código ético de Ahora Madrid establece el compromiso de renuncia o cese inmediato de todos los cargos imputados por una serie de delitos, entre los que se encuentra la malversación de fondos públicos.

El PSOE y Ciudadanos también han criticado este caso puntual, faltaría más, pero todos, no sólo en este episodio sino en cualquiera de los muchos que ya llevamos en la agitada vida política de este sufridor país, se saltan la presunción de inocencia. Aquí primero se dispara y luego ya, si acaso, se pregunta. Es cuestión de colores.

Regeneración política, nueva política… a todos los partidos se les llena la boca con palabras grandilocuentes, promesas de una nueva época que cada vez son menos creíbles por los españoles gracias a que los mismos que promulgan una cosa, hacen poco por ser consecuentes con lo dicho.

Y la gente se cansa, se aburre, de esta clase política, que parece estar envuelta en una guerra que, por lo que veo, a la gente de a pie importa bien poco. A ellos, a nosotros, nos interesa el día a día, el tener un empleo digno y que nuestros hijos crezcan en un entorno que les procure el mayor bienestar posible, dándoles la opción de aspirar a un futuro sin tener que pensar en hacer las maletas casi por obligación. Y se sorprenden de no aprobar en las encuestas…

Si un partido contrata a un investigado el contrario le critica y el otro se defiende argumentando que no tiene legitimidad porque ellos hacen lo mismo; si un juez nombra a un político de determinado partido, el de enfrente le pide dimisiones y responsabilidades, pero si es de sus filas, defensa a ultranza y justificación argumentando politización de la clase judicial. Ese es el nivel.

Me gusta la política, lo reconozco. Y me gusta mucho. Pero no en lo que, en este país, se está convirtiendo. Es una guerra entre contrarios, en la que pocas veces se busca el bien común y, por lo general, cada cual busca hundir al rival. De eso se trata, por desgracia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s