Rubén Castro se despide del Betis al menos hasta enero.

Presunción de inocencia

La presunción de inocencia es algo prácticamente ignorado en este país, sólo se pide para determinadas personas y generalmente la opinión pública, y la política, juzga y condena al instante. Las garantías procesales apenas sirven para algo y condenamos de antemano incluso a personas que acuden a sede judicial como testigos. Es muy fácil acusar, y una vez que se hace y sale a la luz, limpiar el nombre, el honor de alguien, es harto complicado.

Ayer mismo se conoció la sentencia del caso en el que el futbolista canario del Real Betis Rubén Castro, ahora cedido en China, era acusado por supuestamente agredir a su ex pareja. De momento es inocente, y digo de momento porque como bien indica la periodista de ABC Sevilla Silvia Tubio, que ha seguido el desarrollo del juicio y de temas judiciales entiende bastante, “parece necesario recordar que la sentencia de no es firme. Prudencia antes, durante y ahora”. Recomiendo leer sus crónicas para entender el caso más a fondo.

Y pide prudencia también antes, aunque eso ya, evidentemente, no se puede cambiar. Rubén Castro fue condenado tan pronto se conoció la acusación. Fue el blanco perfecto. No es complicado bucear un poco en las redes sociales y encontrar todo lo que se ha dicho públicamente sobre el jugador canario. Nada bonito, por supuesto. Incluso toda una consejera de la Junta de Andalucía (pongan aquí un icono de asombro) se atrevió a decir que el caso era una oportunidad de concienciación social sobre la violencia de género.

El conocido cocinero Carlos Arguiñano también le llamó maltratador en unos de sus programas. Como es de esperar, utilizará también su propio programa para al menos matizar sus declaraciones, supongo. O a lo mejor espero demasiado ¿verdad?

Son muchos los que piensan que ahora el futbolista, sus abogados, deberían presentar numerosas acusaciones sobre todos aquellos que han hablado de más sobre él, y supongo que lo harán una vez que la sentencia sea firme. Empezando por su ex pareja.

También son muchos, hay que decirlo, los que han mostrado su apoyo a Rubén a través de las redes sociales, algunas mujeres que lo conocen bien por haber trabajado con él, como es el caso de la psicóloga Patricia Ramírez. Recomiendo leer también lo que publicó en su cuenta de Instagram.

Sus compañeros, como Jorge Molina, con el que formó pareja goleadora en la delantera del Betis, no dudaron en mostrar su apoyo y su alegría por la decisión judicial. Adán, actual capitán de la plantilla, Salva Sevilla o Jordi Figueras también mostraron públicamente su satisfacción. Y qué decir de los aficionados, volcados con su ídolo, y es que no podemos obviar que Rubén es el máximo goleador bético de la historia.

Patricia Ramírez Twitter Ruben Castro
Reproducción de los mensajes de Patricia Ramírez en Twitter apoyando a Rubén Castro.

Las mujeres maltratadas son las más perjudicadas

Quienes me conocen saben que soy bético, pero también saben que soy muy objetivo. En el caso de Rubén Castro siempre pensé que las cosas no eran como nos querían hacer ver. Probablemente insultara a su ex pareja, pero me da toda la impresión de que ella tampoco se quedaba atrás, y una vez oídas las declaraciones en el juicio y habiendo hablado con gente conocedora del caso, tengo la sensación de que todo ha sido una tortuosa relación en la que una de las partes intentó sacar beneficio por su condición ella de mujer y él de futbolista reconocido.

Y esto es lo que me parece más triste. Poco favor está haciendo esta mujer a las que verdaderamente sufren por la violencia de género. Muchas personas mueren cada año a manos de sus parejas, o ex parejas, muchos niños quedan huérfanos, como para que haya quien se permita usar este dolor, esta conciencia social, para intentar sacar rédito personal.

Ya digo que de momento la sentencia no es firme, pero todo apunta a que la inocencia de Rúben se confirmará. También estoy convencido, como escribía ayer en mi cuenta de Twitter (@SalvaMoreno1), que hay gente que lo consideró culpable al principio, y lo seguirá culpando ahora. Al menos el juez, tras oír a todas las partes, ya ha decidido. Con conocimiento de causa, y no tras leer dos titulares y tres tuits. Pero claro, ya se sabe que en este país cualquiera sabe más que un juez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s